sábado, 3 de abril de 2010

Capítulo 1: Un nuevo mundo.

Despierto aún aturdida y con los oídos taponados, aparto un poco la capucha de mi cara y comienzo a mirar por la ventana. Esponjosas nubes que suben y bajan al compás del viento que las guía.

Cojo mi ipod de uno de los bolsillos de mi chaqueta y me coloco los auriculares en los oídos, dejando que la música me atonte aún más.
Con la cabeza recta, fijada en el asiento delantero, comienzo a cambiar la dirección de mi mirada. No tengo a nadie en el asiento que esta junto a mí, incluso el avión parece estar casi vacío, solo unas cuantas personas que se encuentran en los asientos delanteros, yo y unas voces que se escuchan detrás de mí.
Han pasado varias horas desde que cogí el vuelo, pero todavía queda mucho tiempo para poder bajar.

Será extraño cuando llegue al aeropuerto, cuando tenga que enfrentarme a todas esas nuevas caras para mí.
Todos esos recuerdos que se entremezclan en mi cabeza, todas esas preguntas sin contestar…
Mi nombre es Boram, tengo 19 años y nací en Corea, aunque toda mi vida la he pasado alejada de mi país y de mi familia. Aunque ¿A quién debo ponerle el nombre oficial de familia?, ¿Qué lugar debe tomar el nombre de mi país?
Mis padres me lo contaron todo cuando cumplí los 18, pero un año después es cuando voy a ese lugar.
Claro que investigué mi país, claro que busque a mis verdaderos padres; pero nunca tuve la gran necesidad de saber toda la verdad, si por alguna razón no querían saber nada de mí ahora yo no iba a aparecer en sus vidas sin más.

Conseguí una beca para poder perfeccionar mi coreano, y ahora voy directa a una nueva casa, donde una familia me aceptará en su hogar, mientras que otra persona ocupará mi sitio en mi casa.
La azafata interrumpe mis pensamientos cuando se acerca a mi con una bandeja de comida, la coloca frente a mí y se va para repartir las demás a los pasajeros restantes.
Observo de cerca la comida, siempre se escucha que la comida de los aviones no resulta muy apetecible, pero para mi sorpresa la pinta de mi bandeja no es tan mala de como me la esperaba.
Tengo el estómago un poco revuelto así que decido apartar la bandeja un poco de mí y volver a mis pensamientos.
Me despierto cuando la azafata viene a recoger la bandeja, me dice algo con la amable sonrisa fijada en su cara. Supongo que me habrá hablado en coreano ya que consigo entender algunas palabras como “gustar” y “comida”.

Creo que me ha preguntado que si no me ha gustado la comida, tartamudeo unas palabras en Hangul, pero mi pronunciación no debe ser muy buena.
La azafata se aleja de mí asiento y yo me froto un poco los ojos para poder despejarme. Miro de nuevo por la ventanilla del avión y a lo lejos puedo ver los altos edificios que se agrupan en manchas grises.

2 comentarios:

Crónicas del Cielo y el Infierno dijo...

Yee, raquel, soy Karly!!te dejo un comment, k se k siempre hace ilusion...ya empezare a leerla cuando tenga tiempo y veremos que tal la historia esta, que de momento pinta alternativa y encima bien.Pues nada, que me he hecho seguidora de tu blog como te prometi en el evento...
Bueno...te ire dejando comentarios a medida que vaya leyendo los capítulos...te espero por los mios si te apetece...bsss

Karly dijo...

jajaja, Rakel, ara si que te dejo el comentariio!!Bueno, puees nada, lo más relevante de todo ya te lo acabo de decir, me encanta como lo tienes montado y todo eso.Del capítulo decirte que yo los hari más largos, pero la verdad es que estás jugando con un punto a tu favor y es que al no adelantar acontecimientos y centrarte en una accion solamente la gente se engacha a leer y continua xk al ser mñas breve se hace mñas ameno^^Me gusta como planteas la historia y el argumento.Puede ser bastante interesante...seguiré leyendo, lo prometo!^^

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.