sábado, 22 de mayo de 2010

Capítulo 14: Un nuevo mensaje.

Habían pasado varios días, en los cuales mi relación con Jonghyun no hacía más que cambiar de una dulce sensación a una extraña paranoia, había momentos en los que deseaba que algo estallara, que el sueño se realizara estando despierta, pero, otras veces no podía aguantar estar cerca de él.
Era demasiado extraño, su personalidad cambiaba tan rápidamente que no podía adivinar si decía cosas en serio o por el contrario estaba de broma.
Además, durante estos días una extraña sensación había empezado a perseguirme. Al principio pensé que se debía a mi cabeza llena de fantasías, que yo misma creaba ese extraño ambiente de paranoias, quizás fuera debido a lo que me dijo Jonghyun, pero desde el día sentía como si algo o alguien me estuviera observando. Sentía como si la brisa del viento me tocara como una persona, como si el más mínimo ruido fuera provocado por alguien, sentía como si alguien no se separara de mí.



Estaba tumbada boca abajo sobre mi cama, observando con detenimiento la pantalla del ordenador, donde se encontraban los mensajes que había enviado y de los cuales no había recibido respuesta.
Empecé a escribir de nuevo otro mensaje, aún sabiendo que no recibiría respuesta no estaba dispuesta a dejar de intentarlo, no sabía por qué pero en cierto modo les echaba de menos.

-Queridos papá y mamá…

Pulsaba las teclas despacio, pensando en lo que debía escribir. Quizás no les hubieran llegado los mensajes, quizás no me hubieran llegado a mí… pero ¿Por qué sólo yo me preocupaba de mi familia?
En ningún momento había visto que el hermano menor de Jonghyun hubiera llamado a sus padres, y tampoco había visto que ellos le llamaran a él.
Pulse una tecla y en un segundo todas las palabras que había escrito se borraron en un segundo, empecé a teclear de nuevo hasta que logré escribir:

“Estoy bien.”

Envié el mensaje, y antes de apagar el ordenador volví a mirar la bandeja de entrada del Hotmail. Una sonría tonta se dibujó en mi cara cuando vi el mensaje de Amy.
Hace días que me respondió, y desde entonces habíamos mantenido varias conversaciones “vía Hotmail”
Me decía que me insinuara a Jonghyun, que me buscara un coreano que estuviera bien, que no me obsesionara este año con los estudios, que haga muchos amigos y que le enviara todas las fotos que esperaba recibir…

“Amy, Amy…”

Tan despreocupada como siempre, viviendo el día a día, disfrutando de cada momento. Cuesta creer que en el fondo este pendiente de todo.

“Siempre intentando protegerme”

Recordé cuando un grupo de niñas en primaria se empezaron a meter conmigo, a los pocos días varias de ellas dejaron de venir a clase durante unos días, al final se descubrió que Amy las había estado amenazando.
Nadie se esperaba que una niña de primaria tuviera esa mentalidad, pero al fin y al cabo Amy nunca a sido la típica chica que sueles esperar al ver su dulce sonrisa. Nunca la he visto enfadarse delante de mí, y siempre me enteraba tarde de todas las veces que había tenido que dar la cara por mí.

-Ojalá estuvieras aquí… - Susurré mientras cerraba el mensaje de Amy.

Mis ojos empezaron a humedecerse, quería hablar con alguien, quería desahogarme, quería volver a esconderme y dejar que los demás arreglaran los problemas por mí.
Pero ya no era posible, ahora estaba sola, y debía madurar para enfrentarme a este mundo.
Iba a apagar el ordenador cuando me fijé que tenía un nuevo mensaje. Volví a sonreír esperando que se tratara de Amy, pero me sorprendí al ver la cuenta con la cual habían enviado el mensaje.

-Mamá… -Dije mientras abría el correo.

“- No deberías seguir enviándoles mensajes a tus padres, ya sabes que te han olvidado ¿Por qué continuar prolongando el sufrimiento?”

Mi corazón se paró en seco, la poca esperanza que había surgido en esos segundos se esfumó rápidamente. Intenté tragar saliva, pero nada podía pasar ahora por mi garganta.

“¿Quién era la persona que había enviado ese mensaje? ?Qué sabía él o ella de mi familia? Y ¿Por qué me enviaba ese mensaje?”

Las preguntas comenzaban a flotar en mi cabeza como las pompas de jabón. Sabía la respuesta, aunque no entendía el… ¿Por qué…?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Alaaa!! que fuerte lo de los padres o.O qué ha pasado por dios?! que fort que fort! y me gusta amy!! sabe vivir la vida sí señor! xD
yo quiero enterarme de qué pasa con los padres!! tendra que abandonar boram corea¿? o.O
~Marina~

Loving Meghanne Bynes dijo...

muojojojojojojojo!!!ya sabes que mi favorita es Amy!xDDDjajaja
por fin la nombras como dios manda, RQL!sigue escribiendo que me has dejado a medias con lo del mail!!!
un beso!

El chico que quisiera ser y no puede ser dijo...

Uuuuh, intriga!
¿Quién es esa persona? Bueno, Boram lo sabe! ¿peero por qué?
LEIDO! :)

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.