miércoles, 28 de abril de 2010

Capítulo 11: Un gran secreto.

El tiempo pasaba, pero yo no era capaz de salir de allí. Iba andando entre las clases, entre los pasillos, la biblioteca, la cafetería… pero ahora sólo estaba rodeada por un mar de aulas, todas cerradas, no había nadie por allí al quien poder preguntar, y no había descubierto ni la mitad de las aulas donde daría clase.
Llegué a un pasillo que daba al exterior de la universidad, y abrí una de las ventanas para asomarme un poco, dejé la bolsa del portátil en el suelo y apoyé los brazos en la repisa de la ventana.

El cielo comenzaba a nublarse y poco a poco unas débiles gotas de lluvia comenzaron a caer.

-Perfecto…-Susurré mientras me dejaba caer en el suelo.

Abrí uno de los bolsillos de mi chaqueta y busque mi Black Berry, eran las 16:46min. Nada más ver la hora mi estómago rugió recordándome que debía comer, volví a guardar el móvil y me golpeé la cabeza contra la pared.

-¿Por qué estoy aquí?-Dije mientras me levantaba, recogía la bolsa y me iba en busca de alguna máquina expendedora.

Veinte minutos después encontré una máquina, saqué un refresco y una bolsa de patatas. Me senté en un pequeño banco cercano a la máquina y allí me quedé esperando poder recordar el camino a casa.

“Era mi segundo día en Corea, no había hecho más que empezar y ya me estaba hundiendo.”
Miré de reojo la bolsa con el portátil en su interior, y como no tenía otra cosa mejor que hacer lo abrí e intenté conectarlo.
La batería estaba cargada así que pude encenderlo, miré todos los papeles y le instalé unos programas que venían con el portatil.

No tenía prisa, no tenía nada mejor que hacer.
Miré la pantalla cuando una lucecita conocida me llamó la atención.

-Wi-Fi…-Susurré mientras intentaba conectarme a la red de la universidad con éxito.

Entré en mi correo y empecé a escribirle un mensaje a Amy.
Acabé de escribir el mensaje diez minutos después, y aunque sabía que no recibiría contestación hasta dentro de varias horas no podía esperar poder hablar de nuevo con ella.
Empecé a recordar los buenos momentos, el instituto a su lado, las pequeñas fiestas, las vacaciones de verano en las que siempre nos marchábamos a su casa de verano en España.
La echaba de menos, era mi mejor amiga desde la infancia y pasar los próximos meses desconectada de mi mundo iba a ser más duro de lo que imaginaba.
Cerré el portátil y lo guardé en la caja, subí las piernas en el banco y me quedé allí apoyando la cabeza en la pared. Miré de nuevo el móvil y vi que eran las 17:16min, no iba a perder más el tiempo allí, así que cogí la bolsa del portátil y me dirigí hacia la salida.

Mientras caminaba por los pasillos y las escaleras los pensamientos que momentos antes había sentido junto a Jonghyun volvían a resurgir.
Pasé la mano por mi mejilla limpiándome una lágrima que había comenzado a caer.

“No llores por un estúpido como ese, soy una mujer fuerte y las mujeres fuertes no lloran por cualquier cosa”

Llegué a la salida de la universidad, pero, me di cuenta de que la lluvia había no había parado, sino que ahora llovía con mucha más fuerza que antes. Me quedé en el exterior del edificio, resguardada por un pequeño techo que me permitía estar allí para esperar a que dejara un poco de llover.

“Pero, ¿Por qué no encajo en ningún lugar…?”

No lo quería aceptar pero en el fondo todo el mundo menos yo sabía que me iba a Corea para evadir los problemas, para escapar de la realidad. Solamente quería un poco de tranquilidad, pero parecía que en este lugar tampoco sería capaz de encontrarla.
Miré a lo lejos, donde se podían ver cientos de edificios mojados por la lluvia, las nubes que dejaban pasar algunos pequeños rayos de luz, creando así un arco iris.
Me sentí estúpida y resignada, porqué esperar… nadie se preocuparía por mí si me mojaba un poco de lluvia, nadie se preocuparía de mí si no llegaba a casa…, empecé a caminar hasta que las gotas de agua cayeron sobre mí, pero no iba a parar, no ocurriría nada si seguía adelante, nadie me esperaba preocupado.

Los charcos se unían a mis zapatillas ahora empapadas, y la lluvia que me empapaba por completo disimulaba las lágrimas que estaba dejando derramar por mi cara.
Empecé a recordar todos los pequeños detalles, todas aquellas acciones que habían conseguido separarme casi por completo de mi familia.
“Si no me querían ¿Por qué me adoptaron? Los cumpleaños olvidados, los comentarios ignorados, sé que de pequeña no fui demasiado agradable, pero era lógico, no todos los niños tienen que afrontar la realidad de que tus padres no son los verdaderos.”

Me retiré un poco el pelo de la cara y me sequé como pude las lágrimas de los ojos con la manga de mi chaqueta mojada.
Ya podía ver a lo lejos la entrada del metro, pero no tenía ganas de llegar a la casa de Jonghyun.

“¿Qué le habrán dicho sus padres al verle llegar solo? Seguro que no se ha atrevido a ir a su casa, tal y como lo trató su padre la otra vez estoy segura de que si llega sin mí el escarmiento sería peor.”

Iba a sentarme en un pequeño banco que había justo al lado de la entrada del metro, justo cuando oigo mi nombre a lo lejos.
Giré mi cabeza lentamente, observando con incredulidad como Jonghyun se acercaba a mí corriendo y empapado por la lluvia.
No pude controlarlo, pero, en vez de sentir rabia las lagrimas comenzaron a salir de mis ojos. Me giré para darle la espalda y secarme un poco las lágrimas.

“Las mujeres fuertes no lloran”

Me repetía una y otra vez, sentí como una mano se posaba en mi hombro, pero yo me sacudí para que no me tocara.

-¿Qué quieres ahora?-Dije aún sin mirarle a la cara.
-Boram…

El silencio sólo duró unos segundos, ya que después de su pequeña pausa para coger aire Jonghyun me giró para que le pudiera mirar a la cara.

-Lo siento…- Susurró. -soy un estúpido, pero, la situación me supera…

Me quedé en silencio observándolo, sin poder decir una palabra.

-No eres tú…
-¡¿Entonces qué es?!
-Boram, no sé cómo decirte esto…

Me quedé observándolo mientras me mordía los labios, la lluvia nos había empapado a los dos por completo, pero aún seguíamos bajo la lluvia sin intención de movernos a ningún lado.
Jonghyun cambió la dirección de su mirada, dejándola en el paisaje de edificios mojados por la lluvia.

-Yo tengo dos hermanos, bueno tenía…

Otro silencio volvió a inundar la conversación, pero yo no tenía intención alguna de intervenir hasta que no me hubiera explicado por completo todo lo que tenía que decir.

-Yo era el segundo de tres hijos, tenía quince años cuando él murió... hasta hace poco nadie de la familia podía nombrarlo, no podían ni entrar a su dormitorio, pero, cuando Sungho decidió marcharse al extranjero alguien debería ocupar su habitación, estaba mal que tú ocupases su habitación sin saberlo, pero nadie de la familia podía entrar allí, y menos para ocuparlo… realmente siento que te enteres de esta forma…

Los ojos de Jonghyun comenzaron a enrojecerse y a tomar un brillo peculiar.

“Sabía que no me mentía, pero entonces ¿Era por eso? Me odiaba porque estaba ocupando el último lugar que le recordaba a su hermano...”

Dejé caer la bolsa al suelo y me abalancé a Jonghyun para abrazarle.
Así nos quedamos durante un momento, hasta que él se separó un poco de mí pero no lo suficiente para que le dejara de abrazar.

-¿Qué haces?-Preguntó extrañado mientras miraba a su alrededor.

Me separé de él y le miré con una extraña sensación en mi interior.

-Se supone que debería expresar mi lástima…-Dije sin saber realmente que decir.

La gente consuela a las demás personas sin necesidad de explicaciones, ya que no puedes expresar un sentimiento como esos.

“Qué estúpida había sido, ¿Y si él no quiere que sientan lástima por él?¿Y si por ese comentario se vuelve a enfadar conmigo?”

-No hagas eso si no quieres que te malinterpreten…- Susurró. -vámonos antes de que anochezca.
-Jonghyun siento lo de tu hermano, yo nunca he perdido a ningún ser querido por lo que no puedo imaginar el dolor que has sentido…

Jonghyun se agachó para recoger la bolsa de mi portátil y cuando se levantó me miró fijamente a los ojos.

-Vámonos a casa.-Dijo mientras me revolvía el pelo, pero con la expresión de tristeza aún en su cara.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Oohhh!!
so cute!
que bonito Raquel este capi me ha encantado, me gusta la escena de la lluvia :) y ahora casi que puedo perdonar un poco al chico por ser tan borde, pero solo un poco! xD en fin espero que con el tiempo se le pase. Sigue pronto!

Astrid dijo...

Hola!!! Soy Astrid, de Lollipop World. Me alegro tanto de lo que dijiste de nuestro blog!!!! ^^

Lo que pasa es lo siguiente... que el blog lo llevamos Morticia y yo... Por quien de las dos iba el comentario?? O.o (supongo que por ella, ya que el comentario lo dejaste en una publicación suya, lo cual me hace sentir despechadísima xDDDDDDD)

En cualquier caso, muchísimas gracias ^^

Por cierto.... preciosa canción de B2ST *.*

BESAZO!!!!!

PD: Por pura curiosidad he leído algunas de tus entradas, y sólo puedo decirte lo siguiente al respecto: como escritora aficionada que soy, admiro la cualidad que tienes para hacer que el lector se transporte al lugar/escena que describes... INCREÍBLE!! Me ha encantado, de veras ^^

Gracias de nuevo por seguir nuestro blog!!!!

((LLLLLLLLLLLLLLLL))

Morticia G.D dijo...

Hola!!!! Soy Morticia G.D de Lollipop World, me encanta tu blog!!!! escribes muy bien, leeré con mas detenimiento todos y cada uno de tus capitulos^^ de hecho te afilio a nuestro blog si te parece bien.
Aprovecho para darte las gracias por dos cuestiones:
1º) por seguir nuestro blog ya que llevamos muy poquito y hacemos un esfuerzo increible(XD de verdad).
2º)por dedicarnos la canción de B2st.
Un besazo enorme!

b2utyandthebeast dijo...

El momento abrazo me ha llegado :__3 Me gusta esta pareja, con sus tira y afloja xD¡Tengo ganas de que empiecen a aparecer el resto de personajes!

Por cierto, te dejé unos premios en el blog (y uno repe que ya te dio Sung Ji Jae, aiss >__<).

Saludos!!

Á dijo...

Hola Raaquel! Este capi es uno de los que más me ha gustado, muy profundo. No sé, he notado una maduración importante en la historia, ahora está más solida, en fin, que si siempre ha estado genial pues ahora mucho mejor.
Sigue así guapa!
Gracias por todo!
Te queremos! :D

Karly dijo...

animaliiiiiiiiico...k pena mas grande.ese abrazo vale millones y ya se nota la tensión sexual cada vez más latente..ME ENCANTA, RQL!...te debia l comentario!!!!

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.