jueves, 6 de mayo de 2010

Capítulo 12: El pasado “2ª parte.”

Recordé cada día que había pasado junto a Dongwoon, había sido mi mejor amigo desde secundaría, desde que le ayudé en aquella pelea.
Andamos rodeando el río, esperando a que el tiempo pasara lentamente. Sabía que a Dongwoon no le interesaban demasiado estas escapadas nocturnas, pero lo hacia por mí, sabía que necesitaba una pequeña vía de escape de mi vida, era así como me mostraba que realmente mi amigo.
El camino se hizo más corto de lo esperado, y en un abrir y cerrar de ojos ya me encontraba frente a las escaleras de emergencia.

-Cuídalo bien. -Dije mientras le acariciaba la cabeza al gato.
-Todavía no te he asegurado de que me lo quedaba…
-Tu madre no podrá decirle que no a esa cara.

Dongwoon me miró con una media sonrisa y después retrocedió varios pasos dirección a su casa.

-No sé si te das cuenta de que ella aún no sabe que me voy por las noches…

Le miré con el ceño fruncido, buscando en mi mente varias posibles respuestas a este problema.

-Podrías esconderlo hasta mañana y decirle que te lo has encontrado en la calle…
-No conoces a mi madre, lo encontrará…

Suspiré mientras extendía los brazos dirección a Dongwoon.

-Esta bien déjamelo, no creo que se den cuenta por una noche…
-No creo que sea buena idea, imagínate que Jonghyun o Sungho entran en tu cuarto.
-No entraran.- Dije con una sonrisa en la cara.

Pasó el tiempo y Dongwoon se fue a su casa. Yo metí a “144” entre mi pecho y la sudadera, para que no cayera mientras subía por las escaleras, abrí sigilosamente la ventana y entré en mi dormitorio.
Encendí la pequeña luz del escritorio y dejé a 144 en el suelo, abrí el armario y le habité un pequeño espacio para que pudiera pasar la noche.
Metí a 144 dentro del armario y lo cerré, exceptuando una pequeña rendija por la que pasaría el aire.
El día había sido muy largo y ahora no tenía ganas de hacer otra cosa que no fuera tumbarme en la cama y dormir.
No me cambié, ni siquiera me quité los zapatos, simplemente me desplome en las sabanas y dejé que mi mente viajara por un mundo de fantasías.

El sol golpeaba de lleno mi cara, me estremecí entre las sabanas que ahora estaban completamente revueltas, me giré buscando de nuevo la oscuridad, pero algo llamó mi atención, me giré rápidamente para mirar la puerta del armario que ahora estaba más abierta de lo normal.
Me levanté corriendo y caí de rodillas frente el armario, lo abrí y busqué desesperado a 144, pero no estaba allí.
Me levanté corriendo del suelo y salí de mi habitación a toda prisa, crucé el pasillo y abrí de golpe la habitación de Jonghyun y de Sungho, pero ahora solo estaba este último, durmiendo como un tronco en su cama. Cerré la puerta lentamente y me dirigí hacia el comedor donde se encontraban mi madre y mi padre.

-Madre… -Dije tímidamente.- ¿Ha visto a Jonghyun?
-Jonghyun se levantó pronto hoy, únicamente te levanta pronto los días festivos.-Dijo con una pequeña sonrisa.- creo que está afuera jugando.
-Jugando.-Dijo mi padre mientras se levantaba de la mesa del comedor.- ¿No deberías estar estudiando?
-Hoy es domingo deja que se relaje un poco…

Soohyun miró de reojo a Sunmi, haciendo que esta bajara la mirada hacia la mesa que tenía enfrente.
-Solamente iré a ver a Jonghyun un momento.-Dije mientras agachaba la cabeza.

Soohyun pasó por mi lado, y cuando casi había pasado por completo por mi lado se paró y poso su mano sobre mi hombro.

-No tardes demasiado…-Dijo con un tono fuerte de voz.

La mano que había puesto en mi hombro empezó a presionar ligeramente.

-No, señor…

Mi padre me soltó y se fue por el pasillo. No levanté la mirada, no miré a mi madre, sabía que no serviría de nada, así que ya ni lo intentaba, salí de la casa aún con la ropa de ayer y me encontré con Jonghyun que estaba sentado en las escaleras de la entrada, jugando con algo.

El no se dio cuenta de que yo estaba allí, así que me acerqué a él y lo miré por encima del hombro, allí estaba.
Jonghyun estaba acariciando a 144.

-¿De dónde lo has sacado?- Le dije intentando controlar mi ira.

Jonghyun se giró sobresaltado y me miró con unos grades ojos, dejó a 144 en uno de los escalones y se puso de pie frente a mí.

-Lo siento… -Susurró.- escuché un ruido extraño en tu habitación…
-Y decidiste entrar a hurgar en las cosas de los demás ¿No?

Acerqué más mi cara a la de Jonghyun, haciendo que este bajase la mirada hacia el suelo.

-Lo siento…
-¡No vuelvas a coger las cosas que no son tuyas!

Recogí a 144 del suelo y observé a Jonghyun con una fría mirada.

-Entra en casa…
-Sí.

Observé como Jonghyun entraba en casa a toda prisa, y cuando comprobé que no había nadie observándome bajé las escaleras y me dirigí hacia la casa de Dongwoon.
Me acerqué a la ventana de su habitación y la golpeé débilmente varias veces.
Dongwoon abrió la ventana aún con la expresión medio dormida -Como si acabara de despertarse- y me miró extrañado.

-¿Qué…?
-No puedo tenerlo más tiempo… ¿Podrías…?

Dongwoon se restregó la cara varias veces, pero al final extendió sus brazos y mostró media sonrisa.

-Mi madre me va a matar.

Me empecé a reír débilmente y le entregué a 144.
-Cuídalo bien.-Dije, y después de eso me giré para dirigirme a mi casa.
-Cuídate tú.-Dijo Dongwoon detrás de mí.

No me giré pero levanté mi mano derecha, como una muestra de que le había escuchado.
Subí las escaleras y entré por la puerta de mi casa, pero para mi sorpresa ahí se encontraba mi padre “Soohyun” cruzado de brazos frente a mí.
Miré por detrás de él y vi a Jonghyun con una expresión de miedo y dolor mientras se sujetaba con la mano izquierda su mejilla.

-¡Acompáñame! -Dijo Soohyun mientras salía de casa y bajaba las escaleras de la entrada.

Miré extrañado a Jonghyun y él bajó la mirada al suelo de nuevo.

-Lo siento, le dije que nos habías comprado una mascota… -Susurró a medida que unas lágrimas comenzaban a caer por sus mejillas.

Me giré sin decir nada, cerrando los ojos y respirando profundamente mientras que bajaba los escalones, abrí los ojos y encontré la puerta del restaurante entre abierta, entré lentamente y una voz me dijo que cerrara la puerta tras de mí.

3 comentarios:

Karly dijo...

diossssss,,escribe, por lo que mas kieras!!!Capitulazo!!!!!!!!!!!not more words,,ya t he dicho antes k la tecnica dl flashback mediante recuerdos me encantaaa..!!

Á dijo...

Jajajaja, me gusta los recuerdos estos, están muy interesantes jajaja, me encanta que al gato se le llame por un numero, queda genial y que fuerte Jonghyun... está super cambiado aqui, no se parece al de la vida "actual"... esta menos rebelde y tal, en fin... odio al padre, que lo sepas, es un amargado de mierda xD
saludos! :)

Sung Ji Jae dijo...

OMG! Esto se está poniendo hiper interesante xDD A mi también me encantan los flashbacks... lo hace todo más misterioso xD
No me imagino a Jonghyun así de "buenito" xD

¡Besos RqL! ¡Y sigue así!

MyFreeCopyright.com Registered & Protected Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.